FLOWERS
esperanzadelafuente@gmail.com
esperanzadelafuente.com

4 mar. 2011

curiosidades rutinarias



Londres. Overground. 3 de marzo de 2011 a las 9,10 p.m


Acabo de observar a una pareja en el metro que me ha hecho mucha gracia. La escena es la siguiente:
Una pareja, ingleses, hippiescos, chica de entre 20 y 25 años, chico de entre 23 y 27. Sentados en mi misma fila del tren. Ella se bajaba y se despedía de él. Se notaba entusiasmo. Me atrevería a decir que estaban en los comienzos de la relación. Le da un cariñoso beso y le dice : "Te veo el sábado, puedo ir en cuanto me despierte?". Él tarda en responder unos segundos pero dice natural y dulcemente "sí supongo que si". Ella da un brinco, se levanta de su asiento y se baja del tren. Me giro disimuladamente a mirarle la cara, semejante escena me hace tener curiosidad, quiero ponerle cara al personaje. Consigo divisar un 50%, bastante guapita. Entonces el coge su libro y se pone a leer. Al cabo de unos segundos (todavía el tren no ha arrancado) unos toquecitos en el cristal sorprenden a la fila que el chico en cuestión y yo tenemos en frente, un par de ellos le hacen señas al chico "gírate, te llaman" (a mi nadie me llama, pero me giro. Ya se sabe: la curiosidad mató al gato) Resulta que es la chica en el cristal de la ventana, diciéndole adiós y lanzandole un beso. Él le dice adiós también. Todos, y digo, absolutamente todos los que estamos presenciando la escena, sonreimos estúpidamente, y una mujer dice "qué mona". El chico da las gracias a los de enfrente por avisarle y sigue leyendo su libro tranquilamente.


Entonces yo busco un papelucho o algo sobre lo que poder escribir para registrar el acontecimiento. Sé que es absurdo, pero es una de estas pequeñas escenas con las que te topas de repente algún que otro día y te sacan una sonrisa.


Espe xx


Nota
: Tenía esto apuntado en mi agenda, ya que lo escribí sobre la marcha justo 5 segundos después de que ocurriera (como he relatado antes). He tardado en encontrar la maldita agenda por lo menos 15 minutos en un bolso que no mide más de 25 cm. Lo que me hace pensar la cantidad de "mierdas" (con perdón) que llevamos las mujeres en el bolso.
(adjunto foto de bolso y agenda, todavía en shock)

2 comentarios:

  1. Qué bonito!
    Eso me recuerda a una escena algo parecida que viví el otro día.
    Iba en el coche por la castellana. y paramos en uno de los tantos semáforos. Hacía muchísimo frío y era de noche, tarde.
    Giré la cabeza y ahí estaban: un chico y una chica de 20 años como mucho. Besándose en plena calle, con el viento frío moviendo sus melenas. Pensé lo mismo: Estarán en el inicio.
    Lo reconozco, ante estas escenas yo tampoco puedo evitar girar la cabeza, mirar y sonreir.
    Qué bonito es el amor...

    ResponderEliminar
  2. muy bueno y muy bonito, pequeñas cosas q en el fondo son muy grandes.

    laura

    ResponderEliminar