FLOWERS
esperanzadelafuente@gmail.com
esperanzadelafuente.com

8 sept. 2010

BATS





Hubieron unos días dónde al dar a las 8, escapábamos de nuestras vidas cotidianas. Aquellas que nos atrapaban y nos exprimían sin darnos cuenta. Al dar las 8, nos transformábamos. Éramos como murciélagos. Al caer la noche desaparecíamos para aparecer más allá, más cerca de nosotras pero mucho más lejos del resto del mundo. El escenario oscuro se llenaba de luciérnagas, y la energía arrebatía contra los cristales, las lámparas, la cristalería. Nos daba igual. Eso ya no tenía importancia. Nos gustaba romper cosas. Bebíamos ginebra en vasos de cristal azul y fumábamos cigarrillos cuyas cenizas iban a parar a ceniceros de porcelana china que se rompían también, no por el desajuste de nuestras voces (que podía ser también) sino por la energía que emanaba la habitación. Vestíamos de negro y nos poníamos sombreros con plumas. El espíritu de P.F se paseaba por allí. Estabamos en Londres. Éramos jóvenes. Nos gustaba cantar y teníamos éxito. Nunca nadie supo por que nos desintegramos, simplemente supongo que nos cansamos de jugar. La gente se cansa de jugar. La gente quiere crecer y madurar. Hay algunos que no quieren, yo no quería. Eso era raro. Pero lo cierto y lo importante es que nos lo pasábamos muy, pero que muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario